EXPLICO ALGUNAS COSAS SOBRE

EL REAJUSTE AL PILAR SOLIDARIO DE PENSIONES

APROBADO POR LA CÁMARA DE DIPUTADOS

 

  • El Pilar Solidario del sistema de pensiones fue establecido en 2008 por iniciativa de la Presidenta Michelle Bachelet, que favorece hoy a los mayores de 65 años que pertenezcan al 60% más vulnerable de la población. Estableció una Pensión Básica Solidaria para quienes no tenían derecho a pensión alguna y un Aporte Previsional Solidario del Estado para complementar a aquellos que recibían las pensiones más bajas del sistema.

La reforma se implementó en una gradualidad de 4 años, ampliando año a año la cuantía del beneficio y del universo beneficiado para que en 2012 terminara de entrar en vigor. De allí en adelante los beneficios se reajustarían anualmente según IPC.

En 2017, la misma Presidenta Bachelet propuso un reajuste extraordinario del 10% a la Pensión Básica Solidaria, aprobado por unanimidad en el Congreso Nacional.

  • El Gobierno propuso hace un año una reforma previsional que introducía modificaciones al pilar contributivo y, paralelamente, reforzaba el pilar solidario reajustando las pensiones básicas en 10% y el aporte solidario en 15%, diferenciando de manera permanente los beneficios de acuerdo a 5 tramos de edad.
  • Después de muchos meses de discusión sin llegar a acuerdo en la Cámara de Diputados, el Gobierno aceptó separar la mejora del pilar solidario de los cambios al sistema para que se aplicara desde enero de 2020 y no demoráramos el reajuste a la espera de acuerdos que permitan reformar integralmente el sistema de pensiones.

 

  • Después de una intensa discusión en la Ley de Presupuesto, el último día reglamentario para aprobar el presupuesto 2020 se logró un acuerdo en el Senado entre la Oposición y el Gobierno, que fue enriquecido luego en la Comisión Mixta y aprobado por amplia mayoría en ambas cámaras. Lo que se aprobó allí para 2020 debía ser ratificado por una ley que confirmara los reajustes comprometidos para 2021 y 2022.

 

  • Lo que aprobamos en la Cámara con mi voto ayer 3 de diciembre fue la ley que asegura que el compromiso de la ley de presupuesto pueda ser honrado. El proyecto aprobado que deberá ratificar el Senado contempla, entre sus principales beneficios:

 

-Reajuste inmediato del 50% ($55 mil) a la Pensión Básica Solidaria, a contar desde el 1 de diciembre (en lugar del 1 de enero) para quienes tienen 80 o más años (130 mil personas aprox.)

-Reajuste inmediato del 30% ($33 mil) a la PBS para los que tienen entre 74 y 79 años (100 mil aprox.). En enero 2021 tendrán otro reajuste ($22 mil) para llegar al 50% de reajuste e igualarse con los anteriores.

-Reajuste inmediato del 25% ($27.500) a la PBS para los que tienen entre 65 y 74 años (350 mil aprox.) y los beneficiarios de PBS de invalidez, otro reajuste de $$16.500 en enero 2021 para llegar al 50% de reajuste e igualarse con los demás en PBS de $165 mil en enero 2022.

-Se reajustará la Pensión Máxima con Aporte Solidario (PMAS en los mismos porcentajes y con la misma gradualidad para los distintos tramos de edad, reajustándose en consecuencia el Aporte Previsional Solidario del mismo modo que la PBS.  Dos ejemplos:

-si un beneficiario del APSV tiene 80 años y su pensión propia es de $100 mil, el aporte del Estado aumentará en $55 mil y su pensión total crecerá de los $176 mil actuales a los $231 mil a partir del 1 de diciembre recién pasado (en enero se pagará el aporte adicional de diciembre)

-si el mismo beneficiario tiene una pensión propia de $200 mil, el APSV le subirá de $42.520 a $97.620, por lo que su pensión final será de $297.620

-El segundo efecto importante de esta ley es que aumentará el universo de beneficiados del aporte solidario del Estado, porque quienes hoy día pertenecen al 60% más vulnerable y tienen pensiones superiores a $325 mil pero están por debajo de $488 mil (para mayores de 80), $423 para 75-79 ahora y desde enero 2021 $488 y para los de 65 a 74 años $407 mil ahora, $455 en enero 2021 y $488 en 2022.

La tarea de información a los potenciales beneficiarios es urgente e indispensable, para que no quede nadie que cumpla los requisitos sin ejercer su derecho a recibir un aporte complementario del Estado para mejorar su pensión propia.

Ayer no se rechazó ningún proyecto que estableciera el reajuste inmediato del 50% para todos los beneficiarios del pilar solidario. Había una indicación inadmisible, porque el Congreso no tiene facultad para aumentar el gasto público (imagínense lo que ocurriría si así fuera), por lo que, en mi opinión, dar como admisible lo que todos sabemos es inadmisible es lo más parecido a la publicidad engañosa, haciéndole creer a la ciudadanía que lo que aprobemos puede hacerse sin patrocinio del Ejecutivo ni respaldo financiero que permita hacerlo realidad.

Lo que aprobamos es el acuerdo respecto de la más grande inversión pública en los adultos mayores desde el primer gobierno de Michelle Bachelet, a lo que se debe agregar la rebaja del transporte para adultos mayores en todo Chile (en Santiago la micro bajará de $700 a $350) y medidas ya aprobadas por la Cámara y prontas a ser ratificadas por el Senado para provocar la reducción significativa del precio de los medicamentos. Por supuesto que sin la protesta ciudadana de estas semanas y la presión de la Oposición parlamentaria sobre el Gobierno estas decisiones habrían sido imposibles en esta magnitud.